Zawp Logo - Zorrotzaurre Art Working Progress
euesen

Zawp

Home » Mundo ZAWP » Abriendo la caja
IMG_0317

Abriendo la caja

ZAWP Magazine #1 Pag.22

Tengo en mi casa una cajita donde guardo programas de mano de todos los espectáculos a los que asistí. De vez en cuando me doy el placer de abrir la caja y sacarlos, para que me abran la memoria, y yo con mi recuerdo macerado pueda valorar si fueron de los recordados, de los olvidados, o si pertenecen al tercer grupo de los milagrosos.

Creo que el más interesante para dedicarle un recuerdo escrito, y el motivo de que yo abra de vez en cuando la cajita, es el de los milagrosos, la excelencia.

Empezamos (sin orden cronológico y sin “orden de parcela” en mi caja).

Llegan a Bilborock un grupo de dos catalanes y un músico, con la ropa de sus personajes a la vista y colgada de sus perchas. Y se marcan un espectáculo sobre un manicomio donde la locura transita entre los enfermos y los cuerdos, a la misma velocidad a la que me están haciendo reír y emocionarme…son Titzina, y es “Folie a Deux”. Batirán records de actuaciones ese año…les seguiré la pista los años siguientes, pero ese manicomio no se me olvidará nunca.

Teatro de La Abadía. Voy a ver un monólogo, “La Douleur”. Están detrás Patrice Chéreau y Thierry Thieû Niang. Actúa Dominique Blanc. Son los diarios de Magaritte Durás sobre la vuelta de su marido de los campos de exterminio.Increíble.

Viene un espectáculo canadiense al Español de Madrid. Terminan provocando una catarsis colectiva. Es “Incendies”, de Wajdi Mouawad. Genial puesta en escena y texto.

En el Valle-Inclán veo “Las tres hermanas” de Piotr Fomenko. Exquisitez escénica. Y entra en el Olimpo de lo imborrable.

La Abadía de nuevo con un grupo polaco. 50 minutos…. es el Teatr Zar que dirige Jaroslaw Fret. Nos elevan a lugares poco transitados en las artes escénicas. Es:”Anhelli. La llamada”. Recuerdo como la desconocida de la butaca de la derecha, en un momento dado, me agarra el brazo y me aprieta dejándome una bonita calcomanía de acento polaco.

De lo nuestro también hay(!), programa de mano y de recuerdo: Bilborock. Voy a ver a una obra de la que aún me suenan sus voces en la cabeza. Es una energía trabajada desde el “otro lado”. “Yuri Sam” y son la FTI. En ese nuevo Templo vecino, llamado: Pabellón Nº6, me recibe un espectáculo con un encanto único: “Hoy, última función”. Disfruto de su melancolía y de su juego.

De lo más reciente, en las Naves del Matadero voy a ver: ”Los nadadores nocturnos”, de Carlota Ferrer con texto de José Manuel Mora. Sin dudarlo, el espectáculo revelación del pasado año.

¡Y Tanttaka!(de lo nuestro y reciente), con su “Calma mágica” llenando plaza en el Valle-Inclán. Con Alfredo Sanzol, un autor y director que cada día se acerca más a una especie de Fellini con ecos de Navarra…. Me dejo muchos. Estilos y formas diferentes pero todos únicos….algunos por fogonazos otros por totales, pero imborrables todos.

Cuando pienso en lo que estamos haciendo ahora nosotros en la hACERIA con “La tristeza del caracol”, sueño con que alguien cuando pase el tiempo se acuerde de esa obra que hicimos con tanto amor…que alguien nos meta en su “cajita”. Pero sin programa de mano.

Deja un comentario

X