Zawp Logo - Zorrotzaurre Art Working Progress
euesen

Zawp

Home » Mundo ZAWP » EL PAPEL DE LA CULTURA EN LA SOCIEDAD ACTUAL Y VICEVERSA

EL PAPEL DE LA CULTURA EN LA SOCIEDAD ACTUAL Y VICEVERSA

ZAWP Magazine #1 Pag.18

En los últimos años ha surgido una serie de fórmulas que han permitido a la escena artística más inquieta desarrollar su creatividad. Se trata de los espacios culturales alternativos, esos que, al margen de los circuitos oficiales, no solo contribuyen a inyectar una visión local y arte a las ciudades, sino que se convierten en lugares asequibles para artistas emergentes. Claro que estos espacios se alimentan inevitablemente e irremediablemente de las “políticas culturales” del momento. Sin ellas y sin la ayuda de los CIUDADANOS, los cuales vía impuestos hacen posible la existencia de las subvenciones, estaríamos hablando de una “quimera”.

No está bien generalizar y por ello me atrevería a afirmar que el 70% de la población de esta nuestra “noble villa de Bilbao” sigue sin ser consciente de la importancia que tiene la cultura para la dinamización y el posicionamiento internacional de una ciudad, además de lo que supone para las personas y su desarrollo vital. Y esto es una conclusión derivada del consumo de la cultura alternativa que hay en esta ciudad; claro que también hay que reconocer que cada día que pasa aumenta la cifra de consumidores. No cuenta como alternativo el ocio mayoritario en la villa: Athletic, Alhóndiga, Antzoki, Casco Viejo…etc.-en este caso el orden de los factores no altera el producto-.
Recuerdo que no hace mucho tiempo alguien me dijo que “somos hijos de nuestro tiempo”. Casualidades de la vida y misterios que la ciencia no puede explicar aparte, resulta que la sociedad actual en la que vivimos, la cual bebe de la nefasta herencia recogida de su predecesora unos años atrás, entiende cada vez menos de lo que coloquialmente se conoce como “por amor al arte” y simpatiza cada vez más con la dichosa rentabilidad económica y social.
Que quede clara una cosa señores y señoras; rentabilidad social ha habido, la hay y la habrá siempre. Otro asunto será conseguir un equilibrio entre lo económico y lo social y que de una vez por todas se consiga dignificar la profesión de quienes nos dedicamos a este apasionante mundo de la cultura; porque nuestro trabajo también debe ser reconocido como en el resto de las profesiones.

Ese pensamiento austero y arcaico acerca de los que intentan vivir de esta profesión ha llegado a su fin: NO somos hippies, NO nos dedicamos a esto por hobby, NO somos una cuadrilla de amigos organizando las fiestas del pueblo, NO vivimos del cuento…etc. Somos profesionales que trabajamos por y para la ciudadanía. Y como muestra, un botón. Aquí se pueden ver los parámetros que nos exige la sociedad, las instituciones y las empresas privadas para justificar la inversión en cultura:

*Debemos cubrir en todo momento Manifestaciones culturales variadas: Artes Plásticas, Artes Gráficas, Artes Escénicas, Música, Literatura, Cine y Audiovisuales, Danza, Memoria Histórica y Patrimonio…

*Se nos exige la realización de diferentes procesos ineludibles: Registro de todo lo acontecido, que se de Formación, Creación, Producción, Difusión. que haya Práctica y Consumo de público asistente…

*Siempre con unos requisitos a cumplir: Relevancia, Utilidad, Eficiencia, Precisión, Perdurabilidad, Periodicidad, Habilidad, Compatibilidad, Comprensibilidad, Oportunidad…etc.

Y estamos orgullosos, no sólo de cumplir con nuestras obligaciones (líneas arriba citadas), si no de hacerlo de la manera más profesional; que de hecho, así lo hacemos.

Eso sí, que de las arcas públicas se inviertan fondos en el ocio mayoritario de la villa, parece ser una cuestión que se pasa por alto, que no se discute y que ni siquiera se cuestiona. No nos olvidemos de que este ocio   mayoritario solo cubre un 20% de nuestras distracciones sin generarnos un debate interno que nos haga cuestionarnos lo que, de verdad, importa: “Nuestra Realización personal” y la  consecución de la “Felicidad”. Es un “papel de regalo” que    perdura en el tiempo hasta el descubrimiento de una verdad efímera.

Si muchos de los profesionales dedicados en cuerpo y alma al mundo de la cultura, algunos de ellos con proyectos muy interesantes y sin opción de recibir financiación, recibieran la “parte contratante de la parte contratante” de tooooodos esos fondos, estaríamos hablando de una sociedad muy distinta que no se dejaría aplastar por todas esas cosas que ya sabemos y que no queremos ver. ”El cambio” solo llega cuando uno así lo “desea”. Porque sin el deseo estamos realmente desamparados en este plano existencial.

Citando al mítico Paco Ibáñez, seguiremos “soñando con un mundo al revés”. En Garabia Zawp Aretoa, todos los sueños se hacen realidad mientras el mundo sigue girando.

 

1 Últimamente muy en boga las “Salas Polivalentes”, definición: Espacio que permite la realización de montajes escénicos u otros actos que no requieran infraestructuras estables. No disponen de caja escénica ni de un sistema fijo de acogida del público. Sus áreas básicas son: área de entrada, el espacio de la sala, bar y almacén.

Deja un comentario

X