Zawp Logo - Zorrotzaurre Art Working Progress
euesen

Zawp

Home » ZAWP Magazine » Entrevista a Itziar Okariz que actuará en hACERIA en Abril
itziar_okariz-03

Entrevista a Itziar Okariz que actuará en hACERIA en Abril

ZAWP Magazine #1 Pag.29

Entrevista a Itziar Okariz realizada por Miguel Ángel García.

(Donostia-San Sebastián, 1965) Artista. Estudió Bellas Artes en la UPV, especializándose en escultura, aunque ha desarrollado su trayectoria sobre todo en los ámbitos de la acción performativa y la fotografía. Su trabajo se caracteriza por la producción de acciones que cuestionan normativas en torno al lenguaje y la producción de los signos que nos definen como sujetos.

Actuará en hACERIA TESTER club el dia 18 de Abril de 2015.

____________________

Kaixo Itziar, en primer lugar comentarte que es un honor tenerte con nosotros y que hayas aceptado esta entrevista, como sabes, Tester Club, la subsección de la Haceria donde tocaras próximamente, es un lugar de encuentro para propuestas que oscilan alrededor de la creación con sonido de una manera digamos no ortodoxa, que, aunque se focalice sobre todo en la música, de manera natural se encuentra con otras disciplinas como la performance. Pero como es un club principalmente sonoro-musical, en esta entrevista vamos a tender más hacia preguntas alrededor de este medio.

Cuéntanos un poco como ha sido la evolución en la utilización del sonido desde tus orígenes, en los que este ya tomaba una presencia importante (Red Light), hasta tu trabajo más reciente en el que ya podemos hablar prácticamente de un acercamiento a ese cajón desastre llamado arte sonoro (algunas versiones de Irrintzi Repeticiones),

¿Empezaste utilizando el sonido de manera consciente, como parte de la investigación en el dispositivo audiovisual, o se trataba de algo más intuitivo? ¿Qué papel tiene la música en tu trabajo?

“Red light” fue lo primero que hice con sonido, que fue también mi primer video, para el que utilice una canción del mismo título de Siouxie and the Banshees. Fue una repetición del mismo baile cientos de veces, de la que al final cogí la primera toma. Estaba pensando en lo que era un videoclip, lo que era el género del videoclip, como se estaba constituyendo entonces o algo así. Me interesaba la imagen en relación al tiempo, qué es lo que mide el tiempo. En este caso la canción nos daba la medida del tiempo, y nos daba la razón también del movimiento: el baile. La imagen que recogía la cámara era solamente las flores que había en mi camisa, era como una pintura. El pensamiento que me guio era que narras cuando narras, cuando documentas, que muestras cuando le das al on de la cámara, que es lo que esta te muestra de cuanto sucedió.

La música; si ha tenido un papel importante en mi vida, en como fui llegando al sonido, de una manera desde luego muy intuitiva sobre todo en relación a los signos, en relación al lenguaje. Si pienso en el aplauso soy consciente que es en el sonido que estoy produciendo el signo, igual que en el irrintzi, pero son signos igual que mear de pie es otro, todos ellos en una determinada cultura y medio, con todo lo que ello implica.

Al final me he encontrado con el sentido de las palabras, con la narración y articulación. Con la repetición, pienso en el ritmo también, o en una frase en su naturaleza; como se articula en  unas relaciones entre elementos determinados, que están muy cerca de la música;  pienso que todo viene al mismo tiempo, que se produce de una manera similar, desde mitrabajo veo que la relación es muy cercana.

¿Notas alguna relación o tienes alguna opinión respecto al “arte sonoro”?

No lo conozco bien, os conozco a vosotros o a la gente de alrededor, arte sonoro no sabría delimitar que es. En mi caso las fronteras son muy difusas en todo, aunque me interesa mucho lo disciplinar, porque es lo que define el campo de atención, pero al mismo tiempo apenas contemplo la frontera.

En tu trabajo es constante la voz, la repetición, la sustracción… son como herramientas básicas de construcción que al utilizarlas en el tiempo nos hacen pensar en la mayoría de tipos de música.

Yo lo miraba desde otro lugar. Por ejemplo, la idea de la suma, cuando vas añadiendo una palabra tras otra…

Por ejemplo, cogí el libro de Virginia Wolf, “Una habitación propia”, me habían pedido que diera una conferencia sobre él. Seleccione varios fragmentos del mismo y por ejemplo con uno de ellos hago un zoom out, una suma es un zoom out en el sentido de que cuando abres el campo de visión de cámara y tienes una imagen muy cercana, vas sumando, vas abriendo la imagen, y cada vez tienes más elementos, y te da la “totalidad” de un paisaje más amplio.

¿Entonces no ves alguna conexión de tu manera actual de trabajo con, por ejemplo, el minimalismo musical, y sus variaciones a través de la repetición?

En los 90 escuchaba mucha música electrónica, música minimalista no tanto, quizás está muy cerca de lo que es la poesía visual, algo que a mí me impresiono mucho, y he leído mucho lo que se denomina poesía mínimal. Pero en su momento sobre todo escuchaba música electrónica, que supongo me habrá influenciado, la verdad estoy escuchando mas música minimalista recientemente.

También te lo pregunto por tu conexión con el arte de los 60, situacionismo…

Si claro, tengo mucha conexión con el arte de los 60, 70 con la performance etc.. aunque yo soy un producto de los 80, yo empiece a estudiar a mediados de los 80 y termine en los 90 y me puse a trabajar a partir de ahí, de alguna forma mimirada ha sido una mirada desde la época en la que me forme a ese otro lugar.

Me imagino que por esa tendencia hacia la repetición-seriación tu forma de trabajo es bastante metódica.

¡Metódica te aseguro que no! todo lo contrario que pudiera parecer, no tiene nada que ver con mi proceso, que es caótico y delirante.

La verdad es que es cierto el que en la recepción de tu trabajo se abren “huecos” que a mi parecer conectan con esa cierta impredecibilidad propia del surrealismo, ¿sientes alguna relación de simpatía con este?

Bueno el surrealismo siempre me ha interesado profundamente, y le tengo mucha simpatía y también hacia todos sus parientes como el dadaísmo, fluxus etc…

En tus performances a veces también me puede parecer que precisamente a través de esta repetición y sus mutaciones pareces pretender llegar a un vacío de significado, como si el vacío o el silencio mismo fuera el tema de la performance, pudiendo ser este silencio puramente físico o existir mas en un plano simbólico, ¿cómo contemplas en tu trabajo el tema del vacío o del silencio?

El vacío es un elemento más. Posiblemente es lo que da sentido al signo. Podemos hablar desde un no-signo. El no-signo da sentido al signo desde la misma manera. Como el vacío con el lleno. Por ejemplo, cuando estas mirando estas piezas es obvio. (Señala unos trabajos recientes en la pared del estudio, compuestas por textos realizando figuras y muchos espacios vacios.)

No puedo evitar preguntar esto, ¿sientes alguna conexión con Oteiza, o la escuela del arte vasco?

Mi padre era cocinero pero también era artista autodidacta. Aprendió con sus amigos, una generación de los 70. En casa Oteiza era más o menos Jan Goikoa. Lo que no quiere decir que conociera su obra, la conocí después en la facultad, mucho.

Alguien que me ha influido mucho es J.A. Artze, cuando los veo me doy cuenta de donde vienen muchas de mis cosas. Son unos libros de mi padre… Cuando los ves te das cuenta de donde vienen muchas de mis cosas, no porque lo haya leídoporque lo he leído más recientemente, pero estaba en mi casa de niña, es el paisaje que me acompañaba y que de alguna manera se ha filtrado.

Echando un vistazo temporal a tu trabajo, encontramos siempre acciones muy concretas y directas ( aunque sus evocaciones poéticas puedan ser infinitas ) pero me atrevería a decir que en momentos anteriores, a pesar de la concreción de las acciones, ponías en juego más elementos culturales e ideológicos, que de alguna forma se presentaban como “un afuera” que resignificaban la propia acción. Ejemplo: “Mear en espacios públicos y privados”. En la actualidad puedo pensar que tus obras son mas autocontenidas y que tienden hacia una intimidad y una economía del cuerpo, del pensamiento… pero igual estoy equivocado ¿cómo lo ves tú?

No lo sé, sí que se ha producido un proceso de abstracción. De alguna manera he llegado a las palabras. Empecé con representaciones de los números, que para mí eran signos con una identidad muy concreta, con un sentido muy poco oscilante, no es como decir “mesa” “cuerpo” “dedo” o “papel”, el sentido que tienen esas palabras es más abierto. Pero cuando utilizas para la representación de los números el cuerpo, te das cuenta de que los números están relacionados con el número de dedos, de las manos, de los pies, en euskera se cuenta de 20 en 20, me doy cuenta de todas las implicaciones que lleva un signo aparentemente concreto. De alguna manera he llegado a las palabras, que me molestan como signos, porque son muy abiertos, y a la narración, que me molesta como ejercicio quizás por arbitrario. Pero justamente por eso le estoy prestando atención.

De la misma manera antes, por ejemplo la acción de mear de pie, es también un signo cultural, igual que un uno o un dos.

Parece entonces que has tendido hacia signos mas “puros”, mas “absolutos”, menos influenciados por la cultura.

Si pase de mear a los irrintzis, bueno el irrintzi ha sido un signo puente entre todo ello, que era sonido y signo, y cuyo significado esta muy en el límite de lo que es “significar”, eso me interesaba mucho. Sin embargo las palabras parecen mas cerradas, lo que quiero de alguna manera mostrar es que los signos nunca están cerrados, sino que siempre son abiertos, dependientes de todo lo que les rodea, de la cultura… Me interesa precisamente observar que los signos son muy abiertos, incluso en los casos más obvios, como mesa.

En la performance “∏”, que evidencia explícitamente la puesta en juego del signo numérico, trabajas con Victor Iriarte. Normalmente tu trabajo es mas solitario, ¿como diferencias esa otra manera de trabajar mas colaborativa?.

 Para mi la autoría tiene que ver con quien asume la responsabilidad. En mi caso siempre es muy compartida, con todas las personas con quienes tengo la costumbre de compartir los procesos (Sergio Prego, Jon Mikel Euba, Azucena Vieites..), es una cosa que me gusta mucho. A veces suelo hablar del tanka, de la poesía oriental en general, donde un poema es la respuesta a otro, en ocasiones, de 5 líneas 3 pueden ser de otra persona, y eso es una referencia, está haciendo referencia a todo ese trabajo, es como un link, como echar un anzuelo y todo ese sentido lo estás trayendo. Y a mí esto me parece alucinante, y se entendía como un valor.

En nuestra cultura parece que la idea de genio ha acabado con todo esto, como una seta que nace sola y muere sola en el medio del desierto, no creo en esto.

Tú crees en un contexto mas compartido.

Es lo que observo y es lo que me interesa, tanto por personalidad como por ideología.

Es curioso que en música a veces parece lo contrario, por las propias posibilidades del medio lo normal es hacer cosas en grupos.

¡Claro, es una cosa genial!

No hace demasiado actuaste en el festival “Zarata fest”, dedicado principalmente a las “músicas raras”, en esa edición celebrado en el bilbaíno Club Le Larraskito. Normalmente tus propuestas se presentan en el ámbito museístico o de galería, ¿qué opinas de tu integración ese otro tipo de contexto, desconectado de los espacios oficiales para el arte?

Yo creo que mi trabajo siempre ha sido pop en el sentido de popular, me encanta el haber estado en Zarata, soy super fan del Club de Larraskito y me parece un honor que me llamen.

¿Pero cómo contemplas tu obra en relación a otros tipos de ámbitos?

 Yo la presento igual, quiero decir la performance es la misma. La he hecho en ingles en Liechtenstein, en el centro de arte 2 de Mayo, en euskera en el KM, con Consonni… es lo mismo, no es más que una persona con un micrófono amplificado leyendo.

Supongo que la reacción, o el público será diferente.

 El público es muy distinto, la receptividad a veces es muy buena y a veces no.. En el club Le Larraskito fue muy agradable, en el club Cristal, en el que realice la performance para celebrar el 16 cumpleaños de Consoni, la gente ya vino un poco “colocada”, e igualmente fueron muy respetuosos. He trabajado con irrintzis, con la gente en la calle y me han imitado…, pero la recepción en general es buena. Aunque depende, son cosas fuera de tu control.

¿Como curiosidad, cuáles son tus gustos musicales, mas allá de lo que puedas utilizar en tus proyectos? ¿qué música escuchas habitualmente en casa?

Lo que tengo ahora sobre el equipo: Kate Bush, Steve Reich, estoy escuchándolo para conocerlo, y me encanta, Arthur Russell, soy super fan de Arthur Russell, es maravilloso, Hydrogenese. (Había también un disco de Jesu)

¡Y con eso tenemos bastante! Muchas gracias por tu tiempo.

¡Muchas gracias a vosotros!

Deja un comentario

X